Buscar
  • Álex Garrido

Libérrimos días

Libérrimos días aquellos en los que viajábamos en carabela. Podíamos morir de escorbuto, sí, o de hambre. También había muchos esclavos, es verdad. Pero, aparte de eso, libérrimos días. Un mono podía cruzar la península de árbol en árbol si conseguía que no lo abatieran a tiros o pedradas. Eso es la libertad.

1 vista

Entradas Recientes

Ver todo

La bilbaína

Una bilbaína le dijo a Jesucristo; te reto al juego del pescado. Él, al ser el hijo de dios, le contestó: te voy a destrozar ya verás mala perra. Jugaron. Metieron cada uno un pescado en el horno y de

Amancio Ortega

Comer carne humana es problemático. Terminas viendo a tu madre como un filete, pero eso no es lo malo. Lo malo es que tú mismo eres una gran chuleta. ¿Cómo convives con eso? ¿Si te da hambre, es lícit

Moco

Tienes un moco en la cara. Es de muy mal gusto. Por favor, quítate la cara. Al quitarte la cara, se descubrió tu verdadero yo. ¿O sería tu verdadero tú? Consultamos con el viejo de la RAE que está de

© 2020. Álex Garrido.