Buscar
  • Álex Garrido

Berenjenas

Berenjenas. Están entre nosotros. ¿Tienes que depurarte de impurezas? Esnifa berenjenas. ¿Necesitas aprobar un examen? Lee berenjenas. ¿Tu boli no pinta? Coge otro. Los gatos lo sabían desde el principio, por eso desarrollaron un culto a las berenjenas que les reportó grandes beneficios históricos. Gatal-el-Berenjalí fue el primer felino faraón que les rindió culto, y a cambio le dieron poderes cósmicos. Por ejemplo, él fue el primer gato que llegó a lamerse los genitales. Su sucesora, Petrunia-el-Berenjalí, estableció un matriarcado felino que rompió con todo lo visto hasta entonces. Todo su pueblo se lamía los genitales. Esto hizo que la adolescencia gatuna se alargase tanto que, en un momento dado (300 a.B. (antes de Berenjalí)), dejó de haber contables, partidos laboristas y riders de Deliveroo. Ningún adolescente quiere hacer esas mierdas. En pocos días, la civilización colapsó. Han quedado pocos restos arqueológicos porque los gatos no construyen nada. En serio, ¿has visto sus zarpas? Con eso no pueden ni hacer pirámides. Tú tampoco puedes, pero en tu caso es por ignorancia.

0 vistas

© 2020. Álex Garrido.