Buscar
  • Álex Garrido

Caninocracia

La caninocracia es, evidentemente, una fórmula de gobierno en la que reinan los perros. Nunca se ha puesto en marcha por falta de interés político de los posibles gobernadores, pero hubo una vez que un mastín lo intentó. Se llamaba Bernhard y era algo bobo, la verdad sea dicha. Pero no le faltaba ambición, y hay que reconocer que en este mundo te lleva más lejos la ambición que la inteligencia. El caso es que Bernhard se lió con un chihuahua, pero luego le traicionó y se hizo una bufanda con él. Todo esto solo para poder soportar las bajas temperaturas de Denver en invierno. Ya desde el principio vemos sus dos características: no se detenía ante nada para lograr sus objetivos (AMBICIÓN) y, en lugar de coger una manta del armario, va y mata a un caniche para hacerse una bufanda (ESTUPIDEZ). Bernhard es un psicópata. Que le jodan.

2 vistas

Entradas Recientes

Ver todo

La bilbaína

Una bilbaína le dijo a Jesucristo; te reto al juego del pescado. Él, al ser el hijo de dios, le contestó: te voy a destrozar ya verás mala perra. Jugaron. Metieron cada uno un pescado en el horno y de

Amancio Ortega

Comer carne humana es problemático. Terminas viendo a tu madre como un filete, pero eso no es lo malo. Lo malo es que tú mismo eres una gran chuleta. ¿Cómo convives con eso? ¿Si te da hambre, es lícit

Moco

Tienes un moco en la cara. Es de muy mal gusto. Por favor, quítate la cara. Al quitarte la cara, se descubrió tu verdadero yo. ¿O sería tu verdadero tú? Consultamos con el viejo de la RAE que está de

© 2020. Álex Garrido.